Analista Política Internacional
Máster RRII Europa-América Latina (Bologna)
Abogada - Politóloga - Socióloga

AfichesGretel

Estados Unidos: Xonofobia, frustración y tendencias antisistémicas

Publicado el 10/11/2016 por Gretel Ledo

Sacudidos por una feroz campaña electoral, ambos candidatos resultaron desnudados por las acusaciones cruzadas dejando entrever que los americanos prácticamente votaron en “plan de descarte”. Todo tiene su tiempo: “… no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz”. (Lucas 8:17)

La polarización política a la que se vio inmersa la sociedad americana tiró por la borda con la lógica parsoniana del orden. Uno de los mayores exponentes del Estructural-Funcionalismo, el sociólogo Talcott Parsons concibe a la sociedad, bajo un enfoque sistémico, como un sistema abierto inmerso en un ambiente-entorno que la afecta. Así, el sistema general de la acción está integrado por cuatro subsistemas: el social –permite la integración del individuo en la sociedad-, la personalidad –rasgos individuales, orientaciones y motivaciones en pos de objetivos-, el cultural –normas y valores que regulan y guían la conducta del individuo – y el biológico –vinculado a suplir las necesidades-. Las sociedades tienden hacia la autorregulación y la autosuficiencia determinada por necesidades básicas como ser la preservación del orden social, el abastecimiento de bienes y servicios, la educación como socialización.

Los politólogos Lipset y Rokkan abordan las divisiones sociales en tanto clivajes o fracturas socio-políticas resultado de conflictos que emergen al interior de cada uno de los sistemas (económico, político, social entre otros).

Las presidenciales de los Estados Unidos gestaron un nuevo clivaje: ser americano – no ser americano. El marcado antagonismo ha llevado a un desguace del sentido de unidad y hermandad social y un quiebre en la idea de Nación. La estereotipación del residente ilegal allanó el camino hacia la escisión de votantes en defensores y adversarios de un tema en particular: inmigración. Las consecuencias para afrontar en enero de 2017 se traducen en detonación de xenofobia latente, altos niveles de ingobernabilidad y pulverización del clásico sistema partidario.

Por Gretel Ledo